reunion con un asesor financiero

Descubre todas las funciones que tiene un asesor financiero

¿Has oído hablar del coach o asesor financiero y no sabes cómo puede ayudar a prosperar tu negocio? Hoy queremos mostrarte las funciones de esta figura y las ventajas de tener asesoramiento financiero para tu empresa. 

¿Eres empresario y tienes que facturar a administraciones públicas por servicios de un valor igual o mayor a 5000€? Entonces no tienes escapatoria. Sabemos que pagar a los de arriba no es plato de buen gusto, y genera mucho respecto. Aunque una cosa te vamos a decir, no te queda otra que emitir tu factura de forma telemática. Pero respira, que a continuación te enseñamos cómo presentar una factura por FACe, la plataforma para la generación de facturas a organismos públicos. Después de la primera vez será como coser y cantar, ¡o al menos para nosotros!

¿Qué es un asesor financiero?

Empecemos por entender esta profesión. Un asesor financiero, también conocido como coach o consultor financiero, es el profesional que vela por los intereses financieros de una empresa, tu empresa. ¿Cómo? Ofreciendo servicios de asesoría en materia financiera de una forma personalizada a la situación económica de tu compañía.

¿Cuáles son las funciones de un asesor financiero?

Si te decides a contratar un asesor financiero para velar por la salud financiera de tu empresa, este profesional puede ayudarte con una gran variedad de funciones en materia de finanzas de inversiones, más generales y hasta personales. Veamos en detalle cada responsabilidad.

1. Recopila, analiza y valora la información del cliente y la situación económica actual

Como fase inicial, un asesor antes de ponerse manos a la masa debe estudiar y entender la situación financiera en la que se encuentra la empresa a la que va a ofrecer asesoramiento. Ya lo dice el dicho, “cada persona es un mundo”, pues con las empresas pasa lo mismo. Un negocio puede encontrarse en fase inicial, en fase de desarrollo, de crisis, o en un punto estabilizado de crecimiento. Es muy importante tener estos aspectos en cuenta antes de ofrecer asesoría.

2. Descubrir las necesidades financieras, analizando circunstancias pasadas, presentes y futuras

Como paso siguiente, un asesor financiero tiene la función de destapar necesidades que la empresa pueda tener. Siempre teniendo en cuenta la antigüedad de esta, el patrimonio que tengan disponible, su situación profesional y familiar, así como inversiones que pueda disponer. Este estudio permitirá fijar los objetivos a medio y largo plazo, que más adelante veremos.

3. Velar por los intereses de la empresa de una manera profesional, imparcial y personalizada

El interés que un asesor debe mostrar debe ser centrado en lo mejor para la empresa. De alguno modo, se debe volcar de una manera profesional pero siempre con el objetivo de ayudar hasta el final por el bien económico de su cliente como si fuera para el mismo. ¿Cómo? Anticipándose a los hechos, informando y recomendando productos financieros que les puedan convenir contemplando siempre los intereses a largo plazo. Un aspecto muy importante a destacar de un asesor es la comunicación con su cliente. Es esencial que sea cercana, personalizada, y transparente, ¡o así creemos nosotros!

4. Gestionar los aspectos y tareas financieras

Es importante destacar que el asesor siempre velará por controlar el ahorro de la compañía con el fin de que el capital de la empresa prospere. Se encargará del control de pedidos, elaboración de facturación y puesta al cobro, seguimiento de pagos, y muchas otras tareas de índole económica.

5. Desarrollar el Plan Financiero de acuerdo con las necesidades del cliente y objetivos SMART

Cuando empiezas a trabajar con un asesor financiero, no le queda otra que empaparse de lleno de la situación actual y pasada de tu empresa. A partir de aquí su obligación será fijar unas metas inteligentes que ayuden a impulsar tu negocio; realizar un presupuesto de ventas y previsión de gastos e ingresos, y también de tesorería. Y por último hacer un análisis de la rentabilidad económica del proyecto.

6. Monitorizar y hacer seguimiento sobre los objetivos financieros marcados

Todo plan requiere un monitoreo y supervisión. En función de los objetivos marcados con el cliente, el asesor hará un seguimiento de la evolución del plan fijado con el objetivo de llegar a los resultados que se esperan alcanzar, ayudando así, a conseguirlos.

7. Prever, adelantarse y resolver posibles escenarios económicos

Un asesor financiero ofrece asesoramiento personalizado poniendo sobre la mesa recomendaciones de inversión según las circunstancias y necesidades por las que esté pasando la empresa, con el fin de crecimiento y adaptación al momento actual.

8. Realizar auditorías periódicas

La pregunta del millón, ¿con qué frecuencia se debería hacer una auditoría? Como dice la canción, depende, todo depende. Pues sí, depende de la naturaleza de la organización, de los procesos y resultados de auditorías previas. Como mínimo se recomienda hacer una auditoría una vez al año.

9. Evaluar oportunidades y riesgos potenciales del cliente

Cuando un cliente contrata un asesor financiero es para delegar la responsabilidad en materia económica. El se encargaría de velar por tus números y estudiar cualquier tipo de oportunidad a la que puedas acogerte, como por ejemplo las subvenciones o ayudas públicas para impulsar tu negocio. Es muy difícil estar pendiente de las fechas en las que se aprueban, requisitos y plazos. Un asesor se encarga de estar al tanto y dar todo desmisgajado a su cliente agilizando la presentación de solicitudes. Y lo mismo ocurre al contrario. Imaginemos que la empresa va a entrar en un escenario de riesgo, ya sea por una decisión tomada, por no haberlo hecho, o porque el sector del negocio está en peligro por factores externos, el asesor es responsable de avisar y buscar una solución para que su cliente salga exento.

9. Gestionar la economía de la empresa según sus ingresos

Y la última responsabilidad, que nos gusta llamar la función paraguas, es gestionar 360 grados la economía de la empresa de una manera realista y con criterio en función de sus ingresos. Esto no quita que más adelante si el plan financiero va dando sus frutos, no se puedan fijar metas más ambiciosas.

 

Esperemos que hayas encontrado las respuestas a todas tus dudas sobre las responsabilidades y funciones de un asesor financiero. Nosotros las tenemos bien claras y nos gusta que se nos valore por el cuidado personalizado que hacemos con cada uno de nuestros clientes. ¿Quieres saber cómo podemos asesorarte en materia financiera? Contáctanos que estamos esperándote con los brazos abiertos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *